¿Por qué mudarse a Riviera Nayarit, México?

Retirarse en Riviera Nayarit es una Buena opción para muchos expatriados que buscan una jubilación temprana y esperan experimentar una mejor calidad de vida a pesar de tener un ingreso por pensión limitado.

Las principales razones para considerar este cambio son precisamente el costo y la calidad de la vida que se puede obtener aquí. Sin embargo, una serie de factores debe considerarse.

Usted estará mudándose a un país con diferente cultura, leyes, medio ambiente y clima. Muchas de las cosas que usted acostumbra no estarán disponibles o, si lo están, son extrañamente diferentes.

Es altamente recomendable que, antes de soltar todas las amarras, usted pase un largo período como turista antes, particularmente en los sofocantes meses de verano.

Los pueblos no son adecuados para los automóviles, especialmente por lo limitado de los espacios de estacionamiento. Incluso caminar en los alrededores podría no ser lo que usted espera. No hay banquetas anchas y en algunas partes viejas de los pueblos, se pueden encontrar muchos postes o árboles que las adelgazan aun más.

En las zonas altas pueden encontrarse machuelos muy altos que protegen de las corrientes de agua que bajan por las calles durante la temporada de lluvias. Por cierto, en este país no hay una legislación eficiente de la responsabilidad civil, por lo que si usted cae en un hoyo en la banqueta y se lesiona, será considerado su culpa por no poner atención en su camino.

México no solo es un paraíso para quienes se retiran. La gente joven está encontrando grandes beneficios al escapar del tradicional trabajo de 9 a 5 en los Estados Unidos, diseñando un estilo de vida mucho más amable en este país. Continue leyendo y encontrará un testimonio de una joven expatriada que comparte su experiencia de trabajar de forma remota desde México.

Esta expatriada es una mujer de 31 años felizmente casada con otro soñador y madre orgullosa de un labrador negro. Creció en Carolina del Norte, pero vivió después en Nueva Jersey antes de mudarse a Riviera Nayarit hace aproximadamente 9 meses. Ella y su esposo son propietarios de una compañía de desarrollo de software que da servicio principalmente a clientes en Estados Unidos.

Today we are very lucky to have Mexpat, author of the top Mexico Blog Mexico or Bust, as our guest to discuss her experiences as a young person moving to Mexico. My first question is why, at such a young age, did you decide to move to Mexico?

Hoy tenemos la gran suerte de contar con la autora del blog Mexico or Bust como invitada para discutir su experiencia como una joven expatriada en México. Mi primera pregunta es ¿por qué a una edad tan temprana decidiste mudarte a México?

Mi esposo es un aficionado al buceo en cuevas, yo también lo acompaño algunas veces, y la Península de Yucatán tiene algunas de las mejores rutas subterráneas en el mundo, así que no fue difícil convencerlo.

Entonces las cosas comenzaron a ir bien en nuestro negocio, lo que de alguna forma hizo posible que pudiéramos comenzar a trabajar a distancia. Finalmente, le dije a mi esposo que debía haber algo más en la vida que trabajar para pagar la hipoteca, así que debíamos mudarnos a México o tener un hijo. ¡El ultimátum del hijo siempre funciona!

Creo que la razón de fondo es que ninguno de los dos queremos esperar hasta la jubilación para tener las aventuras que podemos disfrutar desde ahora. ¿Quién sabe qué tipo de problemas tengamos que enfrentar como adultos mayores, si es que llegamos a esa edad? No es fortuito que hayamos estructurado nuestras vidas y nuestra compañía para poder trabajar a distancia. ¡Somos emprendedores de corazón y dos semanas de vacaciones al año no nos son suficientes!

Como ustedes no viven de su pensión, ¿cómo hacen para sostener su estilo de vida?

Somos propietarios de una compañía que desarrolla software y sitios de internet desde hace 10 años. La mayor parte de nuestro trabajo se genera por recomendación o búsquedas en Internet, así que podemos trabajar desde acá. Usamos telefónos VOI, así que podemos mantener nuestros números telefónicos de oficina. Tenemos empleados en los Estados Unidos, pero todos trabajan desde casa, así que es una compañía virtual. Por ahora, esto nos funciona, y nos mantenemos siempre alertas a cualquier oportunidad de negocio aquí en México, que son muchísimas si eres creativo.

¿En qué forma ha cambiado su estilo de vida desde que se mudaron a México?

Lo más importante es que ahora vivo muy cerca de las cosas que me gusta hacer. Practicamente todo lo tengo a una distancia que se puede recorrer a pie: las clases de yoga, las de español, el gimnasio, las clases de meditación, cafeterías, restaurantes y bares. En ese aspecto mi vida es mucho más simple, no tengo que manejar durante media hora para hacer las cosas que quiero hacer.

Ninguno de nosotros es un anidador, pero hemos acumulado una gran cantidad de pertenencias en los últimos siete años. Ha sido catártico deshacernos de todo eso. Ahora disfrutamos vivir en un apartamento y tratamos de acaparar lo menos posible.

En Estados Unidos ir de compras es un pasatiempo habitual y todo lo que aparece en los medios nos hacen sentir que es indispensable. No es así en México, así que hemos disfrutado estar lejos de esa presión y de los insidiosos mensajes de mercadeo. Al vivir aquí, tener Blackberry o un carro último modelo ha dejado de ser importante.

Probablemente trabajo menos por mi propia decisión, pero trabajar menos significa ganar menos. Desafortunadamente, Playa del Carmen tiene un costo de vida superior al de otros lugares en México, al menos de acuerdo con lo que he escuchado de otros expatriados, pero aun así es más barato que la vida en Nueva Jersey.

No estamos seguros de cuánto tiempo estaremos aquí, el plan es tanto como esto funcione, así que parte de vivir aquí es disfrutar cada oportunidad que se nos presenta. Podría trabajar de la forma en que lo hacía en Estados Unidos, pero la verdad es que hacerlo allá es mucho más fácil porque no hay nada interesante afuera o el clima es horrible. Ahora tomo más tiempo para mí, ya sea ejercitándome o leyendo un libro en una cafeterá. Los sábados son para tirarse al sol y los domingos para bucear.

¿Cuál ha sido el mayor ajuste que hicieron al mudarse a México?

El cambio más grande ha sido el de asumir la responsabilidad de las cosas que pasan afuera de mi casa. En los Estados Unidos mi esposo era quien llamaba a la compañía de cable o el gas. Como habla muy poco español, ahora yo soy quien lleva esa parte. Al principio fue difícil adaptarme a mi nuevo rol, además de que resultaba difícil anticiparse a todas las preguntas que mi esposo habría querido hacer. “Y, ¿les preguntaste sobre esto?” solía decir para luego quejarse de mis pésimos servicios de traducción. Nos tomó tiempo entender cosas como el pago de las facturas, pero luego de hacerlas una sola vez pude decirle cómo funcionan y mi esposo puede ahora hacerlas por su cuenta.

Asimismo, una de las cosas a las que mi esposo hubo de adaptarse fue a acostumbrarse a su nueva sensación de impotencia en ciertas situaciones debido a su falta de conocimiento del español. Frecuentemente se frustraba en extremo por no poder comunicarse directamente con los mexicanos que no hablan inglés. Él es cada vez mejor en tener paciencia y yo en traducirle. También está aprendiendo lentamente español y, por suerte, no tiene miedo de hablarlo. Con certeza que no le preocupa cometer errores, y ha cometido algunos realmente graciosos.

Otro gran cambio ha sido el de entender que algunas veces la gente hace planes contigo y luego sencillamente no se presenta. Donde nací, si alguien me plantaba me enojaba y no le invitaba de nuevo. Aquí culturalmente es aceptado no presentarse. Tuve que aprender a entenderlo y también a dejar saber a las personas que no estaba de acuerdo con eso. He escuchado que con el tiempo uno también comienza a actuar de esa forma.

Clima:
Sí, el clima es un factor favorable. Es mejore que en cualquier otra parte al norte de la frontera. Los inviernos son maravillosos y el verano es caliente y húmero con rachas de lluvia tibia, muy similar a la de Miami.

Costo de vida:

Es más barato, pero variable, depende mucho del estilo de vida. Si viene buscando todas las facilidades que tenía en casa, sus ahorros no serán grandes. Si elige un estilo de vida más sencillo, ahorrará una fortuna.

Bienes Raíces:
A pesar de que los precios siguen subiendo, obtendrá un mayor valor por su dinero que al norte de la frontera. De nueva cuenta, las propiedades de lujo le darán menos ahorros que las de un escalón más abajo. La ubicación determina en mucho el precio. ¿Quiere estar cerca de la playa? ¿Prefiere una vista de la Bahía? Esto se refleja en un mayor precio, la ventaja es que los impuestos son bajos.

¡Recibe las mejores ofertas y las últimas noticias en tu bandeja de entrada!

Suscríbete a Nuestro Boletín Electrónico

© Copyright 2017 - Riviera Nayarit